• +34 619682724
  • info@cochesgnc.es

Circulando sin gas

Coches con gas natural

Circulando sin gas

El cambio de combustible no presenta cambios en la conducción.

Finalizados los 300 Km de autonomía marcados, el Seat León ST TGI cambia automáticamente a gasolina. La transición de un combustible a otro se realiza paulatinamente y no se nota ningún cambio ni sensación mientras conducimos.

En los últimos kilómetros de autonomía el coche ya nos va avisando de que nos quedamos sin GNC, y el ordenador de abordo del vehículo, nos sugiere las estaciones más cercanas donde repostar. En nuestro caso la gasinera más cercana respecto nuestra ubicación, era la estación de servicio de Gas Natural Fenosa ubicada en Santa Perpètua de Mogoda, pero no aparece como opción, y la más cercana que tiene registrada, es la estación de Abrera. Un detalle a mejorar para tener una información correcta y poder dirigirse a la estación más próxima real.

Una vez se termina por completo el gas natural comprimido, se apaga el piloto de color de verde indicador de GNC y se enciende un piloto de color naranja advirtiéndonos que el coche empieza a funcionar con gasolina. El piloto de gasolina, es un triangulo con un signo de advertencia de color naranja, un icono poco acertado para indicar que vamos en gasolina. Esperemos que en versiones futuras se mejore este pequeño detalle y aparezca un piloto con un icono más amigable en la parte del contador de gasolina, con el mismo formato que aparece actualmente el de GNC pero en color naranja.

A parte de estos pequeños detalles de diseño de los indicadores de combustible, podemos confirmar que circular con dos combustibles diferentes no cambia el funcionamiento del Seat Leon ST TGI y que la única diferencia sustancial que tenemos actualmente entre circular con un combustible u otro, es que contaminamos menos y gastamos la mitad.

 

Raquel Colomina